Eduardo Grau (1919 – 2006)

Nació en 1919 y cuando tenía ocho años de edad, sus padres lo llevaron de Barcelona a Buenos Aires donde estudió y profundizó su vocación
musical.

Muy joven aún, recibió el apoyo moral de Manuel de Falla, que se hallaba encerrado en Alta Gracia, provincia de Córdoba. Don Manuel, ya un hombre obligado de la musicología universal.

Eduardo Grau llegó a Mendoza en 1948 para trabajar en el por entonces Conservatorio de Música y Arte Escénico de la UNCuyo.

Tanto allí como en la que más adelante sería la Escuela Superior de Música, formó a varias generaciones desde la cátedra de Historia de la Música. A sus horas como profesor titular, sumó en los ’80 la dirección de la Escuela.

Compuso más de 200 obras, entre las que destacan piezas para escena, cantatas, coro, orquesta; conciertos para piano, violoncello, guitarra fagot, violín, viola, clarinete y contrabajo; obras para piano, canto, oboe, guitarra, flauta, clarinete, órgano y música de cámara. Haciendo caso omiso de las modas imperantes, su música tiene un estilo hispano, que se convirtió en su sello personal.

Falleció el 4 de enero del 2006 en Adrogué, provincia de Buenos Aires, donde estaba radicado desde 2002.

Cantamos:

Anuncios